Archivo para Junio, 2010

25
Jun

3. EL ECUADOR SE CONSTITUYE EN ESTADO SOBERANO

   Publicado por: bayardoulloae  en Sin categoría

Colombia, La Grande, se fracciona y los sueños de Bolívar llegan a su fin. El 12 de mayo de 1830 se inicia el camino para la conformación de un nuevo estado que se denominó Ecuador.
“No hay ahora quien defienda la integridad de la República, sus leyes sacrosantas, su libertad y su poder. Noticias fidedignas nos hacen pensar que S. E. el Libertador ha resuelto últimamente ausentarse de ella por motivos que no ocultan. ¡Tal ha debido ser el extremo de desolación que tocan los infelices pueblos de Colombia!” (Acta de Cuenca). Además: “El pacto social que los unía en un solo estado soberano, está al presente enteramente disuelto: las actas de Venezuela, Casanare, Neyva, Quito y otras provincias, pronunciándose por una nueva forma de gobierno, acreditan evidentemente que está quebrantado el contrato de asociación. El gobierno mismo, sin poder resistir a un voto que cree general, ha sancionado esta disolución el 15 de abril próximo pasado, manifestando al Congreso que no tiene medios de sostener la tranquilidad y que es indispensable dar un reglamento provisorio y convocar a una Convención Granadina; declarándole al mismo tiempo la nulidad de su representación y la necesidad de cesar en sus funciones. Semejante disposición del Gobierno y las voluntades de una gran parte de la Nación, nos indican lo que debemos hacer en estos momentos de crisis por la suerte de nuestros destinos. De hecho estamos separados, o diré mejor abandonados, de aquellos pueblos que primero se han pronunciado conforme a sus sentimientos; nos hallamos sin representantes; y entonces toca a cada individuo dar su voto por si mismo, para establecer un gobierno que convenga a sus costumbres e intereses”. (Estos son los argumentos que se notan en el acta de Cuenca).
La colección de documentos que mantiene el Archivo Nacional, se agrupa en el; “Solemne pronunciamiento de la Capital de Quito y demás pueblos del Sur de Colombia por el cual se constituye el Ecuador en Estado Soberano, Libre e Independiente. Año 1830”.
Con fecha 12 de mayo, el Procurador General del Departamento del Ecuador (Dr. Ramón Miño), remite la siguiente comunicación al General Prefecto (José María Sáenz); “La mayor parte de los Departamentos de la República se han pronunciado ya por la disolución de su unidad política. Las glorias del Libertador Bolívar, el justo ascendiente que adquirió sobre los pueblos de Colombia no han sido bastantes para contener los esfuerzos con que todas sus secciones claman por otra forma de Gobierno. El Norte de la República rompió la unión; siguieron su ejemplo en el Centro los habitantes del Cauca, y aunque entonces el Congreso mismo reunido en la Capital había claudicado en su nombramiento y crean sus trabajos sin objeto legítimo; Quito defendiendo siempre a las voluntades del Libertador, y sin perder de vista los grandes males que acarrean a los Estados innovaciones de tanta consideración, se ha mantenido en la quietud más honrosa abominando los horrores que acompañan a la anarquía. Y para emitir solemnemente sus votos reasumiendo su representación separada entre los tres grandes distritos que compusieron la República, ha esperado que el Norte, y el Centro manifestasen su voluntad de no permanecer unidos formando un solo cuerpo; es decir, que ha esperado que fuese la crisis inevitable y que careciese absolutamente de remedio. Convencido el Supremo Poder ejecutivo de la tendencia general de la desunión, ha solicitado en su Mensaje del Congreso que se declare fenecida la existencia de la República bajo el gobierno central con que fue constituida; lo que importa tanto como decir que los pueblos entren en el pleno goce de su libertad para elegir la forma del que más quieran y más crean convenientes.
Debe pues Quito en uso de sus derechos proceder a pronunciarse: Pero a efecto de que se conserve el orden en esta Capital y sin dejar de reconocer la autoridad de V. S. para el mismo fin, anhelan sus moradores, atendiendo a su bien a que convoquen cuanto antes por V. S. los padres de familia y corporaciones para que con la libertad más amplia expresen todos sus deseos sobre el gobierno que debe establecerse y las basa esenciales en que haya de fundarse.
Espera el público del ilustrado patriotismo de V. S. que inmediatamente se sirva dictar las órdenes convenientes a ese intento y comunicarlas a los Cantones, del departamento a su mando. Quito mayo 12 de 1830.- (f). Ramón Miño V.
El General Prefecto del Departamento del Sur, José María Sáenz, recibe la comunicación y en virtud de sobrepasar su posibilidad de resolución eleva a consulta a Juan José Flores, que para entonces era el Prefecto General del Distrito del Sur. Además, porque asuntos de tanta trascendencia debían ser autorizadas al Procurador, por las corporaciones municipales cuando existían y para asegurar el cumplimiento de las formalidades se pide que las personas que ocupan su lugar, expresen “si ratifican esa petición como el voto del pueblo”, y que “se de cuenta inmediatamente al Sr. General Prefecto General para que en uso de su autoridad superior y del especial encargo que tiene de conservar el orden público y civil, tenga a bien resolver lo que creyera más arreglado, quedando esta prefectura libre de responsabilidad”. (f). Sáenz. Peñaherrera y certifica el escribano Castrillón.
El mismo 12 de mayo el escribano Castrillón levanta el acta y da fe de que en la Sala de la Municipalidad, encontró reunidos a los Señores que la componen; a saber; el Señor Miguel Carrión, Jefe General de la Policía, el Señor Manuel de la Peña Alcalde Municipal 1ro, y el Señor Dr. Ramón Miño, Procurador General, para satisfacer esta petición.
Bajo el epígrafe de; “República de Colombia”, desde el Cuartel General ubicado en Pomasqui, el 12 de mayo, con oficio número 149, el Prefecto General del Distrito del Sur (Juan José Flores), acusa recibo de la comunica del General Prefecto del Departamento del Sur, así: “He tenido la honra de recibir la nota V. S. (con) fecha de éste día junto con la representación del Síndico Procurador General y los tres documentos más a que en ella se refiere; y en contestación debo manifestar a US., que esta Prefectura General no se opone a que los Ciudadanos del Ecuador emitan libremente sus opiniones, con tal que lo hagan sin alterar el orden y con la moderación con que los ha distinguido durante un largo período de tiempo. La Prefectura General tiene una confianza ilimitada en la ilustración del Pueblo de Quito y por tanto excusa recomendar a su consideración los eminentes servicios que El Libertador ha prestado a las causas de la libertad y sus inmarcesibles glorias que son ya una propiedad de Colombia.- Con muy distinguida consideración soy de US. Obediente Servidor.- (f) Juan J. Flores
Al día siguiente, 13 de mayo, el pueblo de Quito realiza el pronunciamiento contenidos en siete puntos: “En la ciudad de San Francisco de Quito a trece de mayo de mil ochocientos treinta.-Congregados los corporaciones y padres de familia por el Señor General Prefecto del Departamento en virtud de la representación que le ha dirigido el Señor Procurador General e instruidos de los puntos que contiene.- Dijeron: Que consiguiente con sus principios y amor al orden han sostenido la integridad Nacional hasta la presente crisis en que la mayoría de Colombia, prenunciándose por una nueva forma de Gobierno ha disuelto la unión, como lo acreditan las actas de Venezuela, Casanares, Neyva, Popayán y otras Provincias. Que aún el gobierno considerando, ser este el voto general, ha manifestado al Congreso en su último mensaje, la nulidad de la representación, y la necesidad de cesar en sus funciones; Que no pudiendo Quito resistir por mas tiempo a esta voluntad, ni mostrarse insensible a sus verdaderos intereses se ve precisado a uniformar sus sentimientos con los deseos de la Nación, para salvarse de los horrores de la anarquía y organizar el Gobierno más análogo a sus costumbres, circunstancias y necesidades.- Declaran:
1. Que en ejercicio de su soberanía se pronuncian por Constituir un Estado libre e independiente con los pueblos comprendidos en el Distrito del Sur y los otros que quisieren incorporarse…
2. “Que mientras se reúna la Convención del Sur y se nombren los altos funcionarios; queda encargado del Mando Supremo, civil y militar el Sr. Gral. de División Juan José Flores; en quien depositan toda su confianza, convencidos por los repetidos testimonios que les ha dado de su propensión a conservar el orden y la tranquilidad, por haber salvado tan gloriosamente al Sur en las circunstancias más difíciles; por el acierto, integridad y tino con que se ha conducido en la carrera de su mando, conciliándose con sus talentos y virtudes el aprecio general de estos pueblos que le son deudores de inmensos beneficios”.
3. “Que en ejercicio del citado Poder que se le confiere se le autoriza a que nombre los funcionarios que estime necesarios y que haga cuanto crea conducente al mejor régimen del Estado; manteniendo los empleados y Leyes vigentes con aquellas modificaciones que sean indispensables.
4. “Que quince días después de haber recibir las actas de los Pueblos que deben formar con Quito un solo Estado, convocará el Congreso Constituyente conforme el reglamento de elecciones que expidiese al efecto”.
5. Que si dentro de cuatro meses no se hubiere instalado la Convención, se reunirá al pueblo para deliberar sobre su destino”.
6. Que el Ecuador reconocerá siempre los eminentes servicios que ha prestado a la causa de la Libertad, Su Excelencia el Libertador, cuyas glorias que son las de Colombia, se conservarán entre nosotros, como un depósito sagrado y se trasmitirá a la posteridad para su gratitud y admiración.
7. Que se eleve esta acta al Sr. General Jefe Supremo por medio del Sr. Presidente de la Asamblea para su conocimiento y a que tenga a bien dirigirla a los demás Departamentos por medio de una Diputación que nombrará al afecto. Y la firmaron: (f) J. Sáenz.- (Preside la Asamblea) Fidel Quijano.- Antonio Román.- Luis de Saa.- Joaquín Chiriboga.- Dr. Manuel Solano (Prebendado), Joaquín Gutiérrez, Dr. José Joaquín de Aguirre (sigue un centenar de firmas)
El 14 de mayo, en la Parroquia de Santa Clara de Pomasqui, el Gral. José María Sáenz toma el juramento a Juan J. Flores. En el acta se registra este acto de la siguiente manera: “¿Juráis a Dios y por los Santos Evangelios desempeñar, fiel y legalmente la autoridad suprema a que habéis sido llamado por el voto común del Pueblo Quiteño? A que respondió: Si juro. Si así lo hiciereis Dios os premie, de lo contrario os lo demande. Concluido este acto quedó S. E. en ejercicio libre de su Supremo destino, de que certifico. (f) Juan J. Flores; (f) José María Sáenz, Prefecto del Departamento del Sur.
Sáenz se encargó, por bando, de hacer conocer la proclama de Quito y la designación del General Juan J. Flores como encargado del mando Supremo Civil y Militar del Ecuador.
En fechas posteriores se van sumando al nuevo estado, otros pueblos de lo que fue el Departamento del Sur que lo constituían Ecuador, Guayaquil y Azuay. Las congregaciones religiosas, colegios, cortes y autoridades militares y municipales se unieron a la declaratoria de Quito.

PRONUNCIAMIENTO DE RIOBAMBA

El 17 de mayo, el ciudadano Ambrosio Dávalos y Mancheno, Gobernador, Coronel Comandante de Armas de la Provincia de Chimborazo, envía comunicación al General Prefecto del Departamento en la que acusa recibo del acta acordada el día 13 en la capital e informa que ha hecho publicar por bando y circular una copia para los mismos fines en los cantones el 16 de mayo. Además adjunta la copia del acta en la que manifiestan los habitantes de Riobamba su aceptación a lo resuelto y se suman a ello.
El acta se redacta en los siguientes términos; “En la Sala Capitular de Riobamba, Capital de la Provincia de Chimborazo, Departamento del Ecuador, a diez y seis de mayo de mil ochocientos treinta. Consecuente al bando que original antecede, se reunieron en ella el Sr. Gobernador de esta provincia; los Sres. Que componen el Cuerpo Municipal con su ————- general, los reverendos prelados, los empleados de Hacienda, los nobles y padres de familia que suscriben, leído en Publico el citado bando que incluye la acta de la Capital de Quito presidida (de) una arenga del Sr. Gobernador alusiva al caso, se puso en deliberación y por unanimidad de sentimientos se adhiere al acta de la Capital, con lo cual se concluyó el presente acto, resolviéndose se saquen los testimonios y se de cuenta a Su Excelencia el Sr. Jefe Supremo y el Sr. General Prefecto del Departamento”.
El acta fue firmada por; Ambrosio Dávalos; Manuel de Larrea; José María Larrea y Velasco; David Salazar, Ignacio Villagómez, Xavier Arenz; Fray Antonio — cura Rector; Fray Joaquín López, Prior de Santo Domingo; Fray Matías Veloz, Guardián; Fray José Barona, Prior de San Agustín; Fray José — Presidente prebendados; Carlos Chiriboga; Juan Bernardo de León; Juan Orejuela; Estanislao Zambrano; Fernando Velasco; Ramón Egas; Agustín Velasco; José Borja; Melchor Frayre; José Orozco; Rafael Mancheno; Manuel de Velasco y Orozco; Manuel Salazar y Orozco; Juan Larrea; Tomas Baya, Joaquín Montesdeoca; José Montanero y el Secretario Municipal, José Velarde.
En nueva comunicación del 1° de junio, el Gobernador envía al General Prefecto del Departamento, las actas de los Cantones de Guaranda y Alausí (del 27 de mayo) con los pronunciamientos de adhesión.
En Alausí; “Habiéndose reunido los señores curas y padres de familia de esta comunidad y sus parroquias y escuchado al Jefe Político Encargado, Mariano Ortiz de Cevallos, leer el Acta de Quito, los asistentes resolvieron adherirse a la misma”. Junto al Jefe Político, firmaron el acta las siguientes personas; el Coronel Xavier Valencia; José Vásquez, cura de Alausí; Antonio Días, cura de Guasuntos; el cura teniente de —; Pedro de Aroca; Carlos Antonio de Aroca, alcalde 1° Municipal; José María Maldonado, Alcalde 2° Municipal; Pedro Galarraga, Procurador Municipal; Manuel Mogrovejo, cura de Sibambe; José Villasís, Alcalde 2° Parroquial; Nicolás Sampértegui, Alcalde 1° Parroquial; Esteban —, — de Rentas interino.
Con la premura que el caso requería se convoca al Congreso Constituyente en Riobamba que nombra a Juan José Flores como primer Presidente de la República del Ecuador. Han transcurrido 176 años de este acontecimiento que nos llama a reflexionar sobre los intereses fundamentales de los que nos llevan al vaivén de integración y desintegración.

FUENTE: Archivo Nacional. Quito. “Solemne pronunciamiento de la Capital de Quito y demás pueblos del Sur de Colombia por el cual se constituye el Ecuador en Estado Soberano, Libre e Independiente. Año 1830”.

Riobamba, agosto, 2006

25
Jun

2. EL TERRITORIO DE LA PROVINCIA DEL CHIMBORAZO EN 1910

   Publicado por: bayardoulloae  en Sin categoría

En 1909, Chimborazo constaba dentro de las 15 provincias que tenía Ecuador, con cinco cantones, cuarenta y una parroquias y cuatro misiones.
El Cantón Riobamba estaba conformado de las parroquias; Maldonado, Lizarzaburu, Veloz, del Sagrario, San Luis, Chambo, Punín, Licto, Pungalá, Cebadas, Licán, San Juan, Calpi, Yaruquíes y Quimiag.
El Gobernador era don Pedro Román F. y el Jefe Político Dn. Antonio Falconí. Jefe de la Zona Militar, Gral. Francisco Moncayo. El Obispo de Riobamba, el Dr. Andrés Machado; Vicario Dr. Leopoldo Pazos y Provicario Dr. Adolfo Granizo. El Intendente General el Sr. Luis F. Carrión y Secretario don Benjamín Oviedo.
La Corte Superior la presidía el Dr. José Velasco R. y la conformaban, el Dr. Gabriel Monge, Dr. Francisco Vallejo, Dr. Facundo Vela como Fiscal y el Dr. Agustín Merino como Secretario.
La población para 1910 fue de 67100 personas y las rentas municipales llegaban a la suma de 77902,04 sucres.
Presidía el Concejo el Coronel Ricardo Zambrano, vicepresidente Ramón Puyol; concejales: Dr. Alejandro Salgado; Dr. Tobías Cárdenas; Dr. Agustín Dávalos; don Julio Chiriboga; don Julio Falconí; don Luis F. Chiriboga; don Federico Martínez N; don Rodolfo Lara; don Alberto Mancheno; don Carlos D. Barreiro; Dr. Alberto Larrea Ch.; don Juan Chiriboga Freire (Secretario); Dr. José María Banderas, Síndico y don José María Román, Tesorero.
El cantón Guano tenía como parroquias a: La Matriz, El Rosario, Cubijíes, El Altar, Penipe, Puela, Guanando, Ilapo, San Andrés y San Isidro de Patulú. Sumaba el cantón una población de 35000 habitantes y disponía de un presupuesto de 13067,75 sucres.
El Concejo Municipal estaba conformado de la siguiente manera; don Manuel Moisés Pastor, Presidente; C. Alfonso Montalvo, Vicepresidente y los concejales: Carlos J. Maldonado, Víctor Manuel Hidalgo, Alcides Hidalgo Egüez. Como Secretario actuaba Baldomero E. Cabezas; síndico, Alberto A. Dávalos y tesorero Luis F. Montalvo. El Jefe Político fue Virgilio Mancheno.
Colta se constituía con las parroquias de Cajabamba, Sicalpa, Columbe, Guamote, Palmira, Pangor y Pallatanga. Su población sumaba 4500 habitantes y tenía un presupuesto de 22587 sucres.
El concejo lo presidía don Federico Acosta; vicepresidente era Ricardo Alemán y los concejales Dr. Ángel Moncayo C., Leandro Barba, Eloy Falconí y el secretario Bernardo Arellano. El Jefe Político fue Alejandro Chiriboga.
Las parroquias de Alausí, Tigzán, Guasuntos, Pumallacta, Achupallas, Gonzol, Chunchi, Sibambe y Huigra formaban el cantón Alausí, que tenía 25000 habitantes y una renta de 18287,43 sucres.
El Concejo lo presidía el Dr. Isaac Álvarez, vicepresidente don Cicerón Marchan y los concejales; Florencio Guerrero, Víctor M. Toledo, Ignacio Lizarzaburu, Enrique F. Corral como secretario; Dr. Julio Serrano, síndico y Juan Robalino como tesorero. El Jefe Político fue Florencio Guerrero.
El cantón Sangay compuesto de las parroquias de Macas, Zuña y las Misiones de Alapicos, Barahona, Mendena, Guambinina y “de todas las tribus y terrenos comprendidos en el antiguo Gobierno de Macas”. Se anotan las siguientes rancherías; Guambonaza, Aparicos, Pádimi, Chiguasa, Guanga, Macuma, Hichimi, Guapula, Cusuimi, Yuquipa, Conchaime, Saipi, Yacutuiza, Yungongoza, Tunungí, Chiguaza 2, Patuca, Sucula, Guambinina, Méndez, Cangaini, Yaupi, Guambiza. Su población sumaba 700 habitantes y fue Jefe Político Dn. Domingo Romero.
Macas que ocupaba la antigua Sevilla de Oro al margen meridional del río Upano, era cabecera del Sangay.
Desde Macas, con mucha dificultad sacan a Riobamba una gran variedad de productos entre los que destacan; caucho, cera, canela, vainilla, maní y achiote.
El recorrido desde Riobamba a Macas obligaba a las siguientes jornadas a caballo; Riobamba – Cebadas; Cebadas – Hatillo; Hatillo – Chanala, desde aquí a pies hasta Normandía; Normandía a Hila y de este sitio a Macas.
Cada vez, el territorio nacional se divide y se forman nuevas unidades administrativas con el fin de mejorar las condiciones de vida de sus habitantes, pero no siempre se consiguen los objetivos y muchos pueblos siguen en el anonimato y las familias luchando por sobrevivir.

FUENTE: El Ecuador, guía comercial, agrícola e industrial de la República. Guayaquil, 1909. Riobamba, Julio de 1999