31
May

EL TRASLADO DE LA VILLA DE RIOBAMBA

   Publicado por: bayardoulloae en Sin categoría

1. EL TRASLADO DE LA VILLA DE RIOBAMBA

Desde Quito, el 18 de marzo de 1797 en Auto firmado por Luis Muñoz de Guzmán y dirigida al Cabildo de la Villa de Riobamba, se solicita un informe para el restablecimiento o nueva colocación que deba dársele por lo tanto pide: “… críen un Expediente en que manifiesten como ha quedado el lugar, y expongan su dictamen con sólidos fundamentos, sobre si debe permanecer o no en el Sitio que ocupaba antes, ó si aquel Solar ha quedado en tal estado que obligue a su traslación, en cuyo caso la propondrán a Este Gobierno, explicando las Causas con que se pide el abandono de su suelo viejo, y dando razón de la naturaleza del que se elige, que debe tener las circunstancias de estar dentro de su propio término en tierras realengas, ó baldías, y no de particulares, ser sano, sólido, y con buena, y abundante agua, a efecto de que en vista de ello pueda este Gobierno decretar que su innovación se haga con arreglo á las Leyes respectivas en cuanto estas puedan adaptarse. Desde ahora para entonces se previene que las Casas que se edifiquen tengan todas las precauciones de que se usa, para evitar ruinas y grandes desastres, entre los que debe numerarse ésta Provincia…”. (Actas del Cabildo de Riobamba de 1797; fs. 28 – 31).

El 26 de marzo el Cabildo comisiona al Alcalde de Primer Voto, don Josef Larrea y Villavicencio; Andrés Falconi y Vicente A. de León, para que “pasaran al sitio nombrado Tapi a fin de hacer el mas prolijo y exacto reconocimiento de los terrenos y aguas que se puedan introducir…”, f. 32.

Los delegados presentan su informe el 30 de marzo y manifiestan, f. 35; “Los comisionados por Vs. para la inspección y reconocimiento del sitio nombrado Tapi, adonde se intenta trasladar la Población de la Villa de Riobamba, animada en lo material de su terreno, con muchas hendiduras, roturas dilatadas, y cubierta una gran parte de el, con el formidable derrumbo del Monte llamado Cullca, y demás motivos que exige la razón para abandonar su suelo viejo. Decimos que aunque las futuros proporciones que promete el Valle de Tapi, son muchos ya con la descripción de ella parecieran Paradojas, pero ciñéndonos al objeto del piadoso Jefe que nos gobierna, manifestado en su Auto librado a Vs. sobre que se elija un Terreno solidó que se halle dentro de la jurisdicción, Realengo o Baldío, con buena y abundante Agua, con otros varias expresiones que constan en dicha Providencia; expresamos con la sinceridad debida las buenas cualidades que hemos notado en el mencionado Tapi”: f. 25. “La situación plana de este espacioso Valle, se compondrá de Seis, ó Ocho Leguas Castellanas de Circunferencia, su firmeza se conoce en haberle dejado Ileso de ruina, ó abertura el mismo Terremoto experimentado el día 4 del mes pasado: el temperamento es templado poco más que el de Quito, su vista alegre y deleitosa para que extendida axial a la Cordillera Real de los Andes se descubren Montes y Campos cubiertos de verdor en estas fecundas faldas se hallan situados los Pueblos de Pungalá, Chambo, Químiag y Penipe mediando de uno a otro la corta distancia de dos a tres Leguas en línea Recta. Por el un lado se encuentra lindando el citado Valle de Tapi con el Monte de Igualata en cuyos bajíos se hallan los pueblos de San Andrés, Guano, Ilapo y Cubijíes, poco menos fecundos que los primeros; por las cabeceras con los Pueblos de Calpi, y Licán, y sus longuisimas extensiones hasta dar en el famoso Monte de Chimborazo. En todos esos campos se apasentan toda especie de Ganados y por lo mismo vendrían a ser muy útiles a la nueva población. Por ultimo costado se tendrían muy inmediatos los Pueblos de Yaruquíes, San Luis, y Punín. Los Ríos de Licán, Chambo y Guano, circundan la hermosa planicie de Tapi: Por sus cabeceras hay proporción de introducirle las Aguas que vierte el Nevado Chimborazo. Aguas a la verdad abundantes puras, cristalinas, y saludables servirán á los Ingenios de Molinos Batanes, y demás regadíos; a más de estos se puede conducir otra mayor cantidad del Rió de Licán, que aunque no aprovechen al Terreno dedicado para la Población; pero servirán á los demás que son aparentes para ejidos y dehesas tan necesarias para el alivio común. Esta longuissima situación es la mayor parte Baldía, y si alguna se halla ocupada por los Indios, ha sido por introducción voluntaria. El clima es, tan benigno que admite cuantas Plantas frutales son conocidas en los temperamentos abrigados igualmente de toda Miniestra; pues es constante que se cosecha el buen Mais, el Trigo, la Cebada, la Lenteja, Alverjas, Frixoles, Papas. En la clase de Raíces la sanoria, la Batata y la Oca. En las hortalizas de todas cuantas por acá son conocidas. Últimamente en ningún País se logrará la generalidad, de proporciones, y comodidades que en Tapi: En sus inmediaciones existen varios Molinos de Harina que son el de Chibunga, Santa Cruz y Chambo y poco más distantes los de los Pueblos de Guano, Pungalá. Los Materiales, y utensilios y Las Fabricas de las Casas, se conducirán de los Pueblos expresados, porque su cercanía facilitan sus transportes, a más de que el mismo Territorio produce el Maguey, el Cabuyo para la Soga, el Carrizo, ó Caña, el buen Barro para la Teja, y Ladrillo, y la Piedra de Cantera no distante. Los Traficantes de Cartagena al Perú, lograrán de mejor, y más pronto camino, que aquel que tenían para el Ex-Riobamba, y el Correo, y Postas se conducirán con más comodidad.

El costo de la apertura de Acequias que se han de dirigir hasta la nueva población lo hemos regulado en la cantidad de mil y quinientos pesos, más o menos, esto es, pagados los correspondientes jornales a los Peones, e importancia de las herramientas necesarias. Dentro de tres meses, terminará este trabajo. Los vecinos se establecerán en una situación amena y deliciosa y con el transcurso del Tiempo, será una Población útil a Nuestro Católico Monarca y provechosa a sus Vasallos.

Es cuanto podemos exponer en obsequio de la verdad sobre cuyos particulares determinara VS. Lo que tuviese por conveniente. Cajabamba y marzo de 1797. (f) José Larrea y Villavicencio; Andrés Falconi y Vicente A. de León.

El traslado de la ciudad fue muy discutido. Se planteó que el nuevo asiento puede estar en Gatazo o en Tapi. De las Actas del Cabildo de Riobamba, f. 75, del 6 de julio de 1797, (Archivo del I. Municipio de Riobamba), se desprende que ya existía una disposición inicial para trasladarse a Tapi, el 17 de junio de 1797 y despachado al Corregidor y Cabildo de Riobamba, el 22 de junio de 1797 y firmado por Muñoz y el Escribano Juan de Ascaray, pero existieron voces en contra y el 12 de agosto se nombra una nueva comisión, esta vez para reconocer los sitos de Gatazo y Tapi para determinar el mejor. Fue el Corregidor de Ambato, don Bernardo Darquea, el comisionado que se vio obligado a realizar un Cabildo Ampliado para que todos puedan opinar y se tome una decisión democrática que fue resuelta el 4 de octubre y notariada el 6 de octubre por el escribano Julián Mancheno.

El 6 de julio (f. 75), como anotamos se resuelve: “que sin perjuicio de las diligencias que se han dispuesto se forme el Plano, o Mapa en la Situación de Tapi delineando la Plaza Mayor, Plazuelas de los Conventos, Calles y demás disposiciones políticas que deben practicarse para que la población esté bien dirigida y deleitosa; que a este fin se Notifique a los Agrimensores Mariano Onagoitia, y Miguel Ramos para que asistan con sus Cuerdas, y se sepa la extensión que comprende el terreno designado por su Latitud, y Longitud.

I teniendo noticia este Ilustre Cuerpo de que Dn. Francisco Espejo Europeo tiene conocimiento sobre el particular se le Notifique también que por ceder en asunto interesante al Soberano, y bien de esta república se interese con anhelo, siendo del Cuidado de este Cabildo gratificarle con alguna, cosa y recomendar su merito siempre que lo contraiga y lo pida…”. (f) Vicente Molina; José Larrea; Ramón Puyol; J. de Velasco y el escribano Baltazar Paredes.

El 23 de septiembre de 1797, Bernardo Darquea, emite su informe, (f. 99) y hace referencia que el 25 del presente mes no pudo ver al Presidente del Cabildo pero se resolvió que se pongan provisionalmente las chozas en Gatazo por la situación lamentable y de estreches que estaban pasando en Cajabamba. Se realiza una larga aclaración de los sitios de Gatazo y Tapi y en forma “democrática” se decide por Tapi, insistiendo el Comisionado en preguntar “si había alguno que repugnase el que fuese la Población en el sitio de Tapi, respondieron todos unánimes y conformes que estaban gustosos de que sea la Población en dicho sitio de San Miguel y a ningún modo en Gatazo”. El informe está firmado a más de Bernardo Darquea por: José Larrea, Mariano Dávalos, Ramón Puyol, Jonás de Velasco, Dr. José Manuel de los Reyes y otros. Se manifiesta que la diligencia duró cinco días en las consultas. Para el 6 de octubre da fe de lo actuado el escribano Julián Mancheno.

En un legajo anexo a las actas de 1797 se tiene una nota con los nombres “de los sujetos que tienen pedidos solares en la nueva Población de la Villa de Riobamba en el sitio de Tapi”. Se realiza un padrón asignando los solares y manzanas con su número correspondiente. Así se tiene una distribución de 245 manzanas para blancos y 124 manzanas para indios. Cada manzana con cuatro propietarios.

En base a ésta distribución y seguramente con modificaciones, se produciría el traslado de Riobamba a un nuevo sitio.

Riobamba, enero 1999